Clariperu en Internet

Búsqueda

10 de septiembre de 2008

Facebook: Clarinet Jobs

En la misma columna Clarinet Cache, de The Clarinet, donde en esta edición se habla sobre Clariperu, se publicó una entrevista a James Zimmerman, el creador del famoso grupo en Facbeook Clarinet Jobs. Aquí la traducción de esta -muy útil y simpática- entrevista. Gracias a Rachel y Kelly por permitirnos presentar aquí el artículo en español.

En mayo de 2007, el clarinetista James Zimmerman creó un grupo en Facebook dedicado a anunciar e intercambiar ideas sobre audiciones de clarinete. El grupo, Clarinet Jobs, que se volvió popular inmediatamente (hoy tiene más de mil miembros), tiene en su lista de integrantes a los clarinetistas principales de las orquestas de Dallas, Cincinnati, Minnesota y Pittsburg. Zimmerman (que estudió con Yehuda Gilad en la Universidad del Sur de California y con Burt Hara en la Universidad de Minnesota) platicó con Clarinet Cache sobre el grupo en Facebook y cómo las redes sociales en Internet están cambiando el mundo del clarinete.

Clarinet Cache: Qué te inspiró para crear el grupo Clarinet Jobs?

James Zimmermann: La primavera pasada hubo muchas audiciones (Memphis, Minnesota, Pacific, Detroit y Kansas City, todas una semana tras otra). La primera, en Memphis, fue el 14 de mayo, creé el grupo unos días antes de ir a la audición.

En la Universidad del Sur de California (USC), Yehuda siempre animaba a sus alumnos a discutir en masterclass sobre las audiciones. Fueran sobre festivales de verano o trabajos en orquestas, siempre teníamos que regresar y reportar lo que había pasado. Como alumno, siempre fue de gran ayuda oír a los alumnos de maestría o doctorado lo que decían sobre sus experiencias audicionando para trabajos reales.

Así que, con las audiciones que venían, decidí hacer este grupo con todos mi amigos y poder hablar sobre nuestros resultados.

CC: ¿Porqué usar Facebook?
JZ: Decidí usar Facebook simplemente porque es muy fácil. Hice el grupo, escribí una descripción, puse la imagen e invite a mis –más o menos- cincuenta amigos clarinetistas en Facebook en solo 5 minutos.

CC: En la pizarra de mensajes has hablado de experiencias muy interesantes audicionando, incluyendo la que ganaste en la Pacific Symphony y una que hiciste para la sinfónica de Boston en la que tu participación en la final fue interrumpida por una alarma de incendio ¿Cuáles son tus planes actuales? ¿Sigues audicionando?
JZ: Mi único plan en mi carrera es ser un mejor músico. Como todos los músicos jóvenes, siempre estoy buscando moverme en la industria y tener mejores sueldos, pero no es mi mayor motivación. Si una persona piensa solo en ser un mejor músico, los mejores trabajos vendrán, espero, como un efecto natural. Así que… sí, estoy haciendo más audiciones.

CC: En la pizarra de discusión ha habido algunos debates sobre la imparcialidad en algunos procesos de audición. En tu experiencia ¿lo has visto en las audiciones que has hecho?
JZ: He hecho una docena de audiciones, y he sido tratado a veces como rey, otras como animal. Generalmente, entre mejor sea la orquesta, mejor es la audición. A excepción de la alarma de incendio, la audición de la Sinfónica de Boston ha sido la más perfecta audición en la que he participado. La orquesta de Minnesota también fue una de las audiciones sin “defectos” (en mayo, para clarinete bajo). Todo lo que uno puede pedir en una audición es que la audición sea sobre el nivel.

CC: Clarinet Jobs parece ser un grupo en el que hay igualdad, ponen clasificados y mensajes molestos ¿Te sorprende la manera en que algunos miembros del grupo hacen uso de la pizarra de mensajes?
JZ: No sé si me sorprenda, pero definitivamente no me molesta. La función es el nombre del grupo, Clarinet Jobs. Qué trabajos se abrirán, cuándo hay audiciones y quién las gana. Me emociona cuando la gente cuenta sus experiencias (especialmente quienes ganan). Desearía que fuera más eso. Como sea, las otras cosas también están bien. Por ejemplo, hace un par de meses necesitaba un clarinete piccolo y lo escribí en la pizarra… alguien me escribió y en dos días fui a la casa de sus padres (10 minutos de donde vivo) y lo recogí. Clarinet Jobs es un buen lugar para que la gente publicite los instrumentos que vende, o para invitar a los más jóvenes a festivales de verano.

CC: ¿Cómo te sientes de que se use al grupo para publicitar?
JZ: Casi nunca tengo problema con eso. Como te digo, yo mismo me he beneficiado. No soy fan de poner anuncios de otros grupos, pero simplemente lo dejo ahí. A veces cuando alguien entra al grupo solo para enviar mensajes basura o solo para poner publicidad son borrados y sus mensajes igual.

CC: Un post reciente dice “1000 miembros en el grupo y ¿qué? ¿10 trabajos? Buen viaje” ¿Cuál es tu reacción a esta perspectiva? ¿Crees que la escena de las audiciones está sobresaturada?

JZ: No del todo, porque ves a la misma gente (que puedes contar con los dedos de la mano) en las finales de la mayoría de los trabajos. Nunca he visto a más de cien personas audicionando y ese número ha disminuido. Además, en la mayoría de las audiciones a las que he ido he visto a mucha gente diciendo “solo vengo por la experiencia”, y eso disminuye más el número.

CC: Parece que tienes muchos “informantes” ¿Dónde consigues toda la información sobre las audiciones que vienen y el ir y venir de gente en posiciones de diferentes orquestas?
JZ: Consigo la información del mismo lugar que todos lo hacen: la Unión. Ellos publican todas las audiciones en The International Musician y en el sitio web. A veces veo www.musicalchairs.info
Últimamente, con el éxito de Clarinet Jobs, si se abre una posición, alguien me contacta y me pide que lo publique. Esto pasó con las sinfónicas de Vancouver y Nuevo México. Estuve en contacto con Jenny Jonquil y James Shields semanas antes de que las audiciones se publicaran y me ayudaron a conseguir la información tan pronto pudieron, para atraer el mayor número de concursantes y entonces encontrar al mejor candidato. Ese debe ser la meta de cualquier audición, aunque algunas veces no siempre pasa. Cuando mis informantes me hablan sobre temas controvertidos, no puedo revelarlos. Me contacto con muchísima gente con buena información, pero no se publica.

CC: Muchos lectores disfrutan estar informados sobre chismes y rumores que se ponen en grupos de discusión ¿Has experimentado eso en el grupo?
JZ: Sí, hubo una discusión en febrero, justo después de la audición en Cleveland para segundo clarinete. Fue al mismo tiempo que a Ricardo Morales le ofrecieron el puesto de Chicago y mucha gente empezó a hablar sobre dinero, salarios y esas cosas. Luego empezaron con que si se debería hacer público los nombres de quienes no ganaban o si deberíamos discutir lo que cada quien ganaba. La mayor parte de las veces, trato de ser la voz de la razón. Trato de ser justo en los hechos, y ocasionalmente expresaré mi opinión, pero casi siempre estoy fuera de eso.

CC: En tu opinión ¿las redes sociales como Facebook están cambiando a la comunidad –muchas veces reservada- de clarinetistas que busca trabajo?
JZ: Facebook ha cambiado definitivamente el cómo la gente socializa. Tanto como la comunidad sea reservada es tanto como lo seré yo. Ser músico es la menos reservada profesión que puedes tener. Estás en el escenario frente a cientos, algunas veces miles, de personas, mostrando tu alma en lo que haces ¿qué reservado es eso? Conozco mucha gente que lee todo que se pone en Clarinet Jobs, pero no se inscribieron porque quisieran un consejo. No creo que eso vaya a cambiar, solo creo que grupos como éste va a hacer la información más accesible para el que la quiera.

CC: ¿Qué alimenta tu continuo interés en administrar el grupo?
JZ: Muchas cosas. La más importante que la comunidad de clarinetistas es una fraternidad, todos estamos en esto juntos, y entre más gente haya que comparta lo que saben más conseguiremos todos. Es como lo que dije antes, sobre cómo la meta de todos debería ser mejorar su potencial como músicos. Ceo que mantener el grupo al día y crear un canal de información ayudará a todos en los conocimientos que necesitamos para lograr esas metas. Después, me hace feliz el saber que la gente se beneficia del grupo. En dos audiciones el año pasado, muchas personas que no conocía me agradecieron por crear Clarinet Jobs, diciéndome que pudieron lograr un pasaje difícil o algo preguntando a alguien en el grupo. Es gratificante saber que mi pequeño grupo ha ayudado a otros a navegar en el paisaje de las audiciones. Es como mi bebé y estoy orgulloso de lo que ha hecho por todos nosotros.

Nota: En los días que se publicó este artículo en The Clarinet, James ganó la posición de primer clarinete en la Sinfónica de Nashville.

0 comentarios: